LIBERTAD DE ELEGIR. “Un designio político arriesgado”. El Confidencial. 16.07.16

Convergència ha culminado su refundación. Lo ha hecho en un clima de discreta contestación a algunos de los presupuestos políticos de Artur Mas y del equipo por él dirigido. Nada sustancial. Creo poder decir, que el resultado final del Congreso es positivo respecto a los fines últimos perseguidos y dota el planteamiento político de Partit Demòcrata Català – cualquiera que sea su denominación final- de coherencia y de una discutible armonía.

Más allá del típico lenguaje ambiguo, clásicamente convergente, los militantes y simpatizantes del nuevo partido han preferido ahorrarse los eufemismos y apostar por un proyecto claramente independentista, republicano, de centroizquierda, que tiene en la consecución del Estado propio su principal objetivo.

Aunque puede que les sorprenda, estos principios han venido informando la práctica de CDC durante estos últimos años. La verdad es que desde el Pacto de Estabilidad firmado con ERC el año 2012, la deriva hacia posiciones independentistas ha ido en un sostenido crescendo. La Plataforma electoral de Junts pel Sí es su máxima expresión organizativa.

Este pasado fin de semana, las bases del PDC han decidido que sólo asumiendo, desacomplejadamente, la independencia, pueden tener cabida en el actual mapa político catalán. No hace falta decir que discrepo, absolutamente, de esta visión y que los pésimos resultados electorales y la misma desaparición de CDC la contradicen. No obstante, no es éste el punto de vista sobre el que quiero insistir en este artículo.

En los próximos meses, ERC y el PDC lucharán por el mismo espacio político. Sin duda, las direcciones y los aparatos de ambas formaciones tienen sus propios   intereses y quieren que la dinámica política catalana responda a los mismos. De modo que, republicanos y demócratas, se enzarzarán en una sorda batalla nominal por la hegemonía del centroizquierda nacionalista.

Hoy, ERC, parte con una ventaja considerable. No ha tenido la necesidad de refundar nada. Hereda, íntegramente, la coherencia del independentismo republicano de los últimos 70 años. Con la progresiva moderación de sus aristas más izquierdistas ha ido ganando peso en el espacio político catalán a costa de su adversario principal: CDC.

Los auténticos y genuinos independentistas y republicanos son los dirigentes y militantes de ERC. El PDC parece creer que hay espacio para todos y tiene el legítimo derecho de ocuparlo en detrimento de la otra fuerza nacional de izquierdas. Un designio político compartido para intentar conseguir la mayor parte del escenario político, que en esta etapa, es principal sostén del separatismo.

Estoy convencido de que este conflicto de espurios intereses partidistas menguará con el tiempo. Sostengo, que en un sofisticado panorama de fuerzas políticas como el de Catalunya, los dos partidos tenderán a una progresiva unificación. La extraordinaria ambición de los objetivos marcados – independencia y Estado propio- obligará a todos los nacionalistas del centroizquierda a sellar acuerdos, sistemáticamente.

Comparten hoy gobierno, bajo la formación electoral de Junts pel Sí. Es verdad que, en el seno del mismo laten dos orientaciones, dos propósitos y dos liderazgos, ligeramente, distintos; pero, en el futuro, esas diferencias crecerán en apariencia, al tiempo que disminuirán en esencia.

¿Qué próximos acontecimientos le esperan al Govern català y a la coalición que le da apoyo? Para empezar, la moción de confianza del 27S. La ganará el Govern y lo hará sobre la base de un pacto con la CUP que incluya independencia, leyes de desconexión, presupuesto para el 2017 y referéndum unilateral. Habrá matices públicos y gesticulaciones varias, pero ése será el corazón del acuerdo.

Con este compromiso en la mano, el President Puigdemont y el VicePresident Junqueras alentarán un nuevo envite a Espanya para cumplir con lo pactado en el Parlament y organizar un referéndum vinculante en primavera. Ni que decir tiene, que las sutilezas constitucionales no serán ni contempladas. Abordar el referéndum y, eventualmente, la convocatoria de unas nuevas elecciones exigirá a ERC y el PDC una estrecha unidad de acción. No podrán, ni rechazarla ni menospreciarla.

Las particularidades programáticas y las aspiraciones políticas de cada partido serán postergadas. Si el referéndum se llega a celebrar y el resultado es favorable a las tesis gubernamentales, las elecciones constituyentes están servidas. Es allí, donde reaparecerá la pugna entre unos y otros, y la fuerza del electorado de cada formación marcará el signo del próximo gobierno y su orientación nacional catalana.

He sostenido que, en este contexto, complejo, difícil y bronco, unas nuevas elecciones, no posibilitarán la independencia en Catalunya. Se está aún lejos. Creo saber esto desde hace tiempo. Sin embargo, asistiremos, para sorpresa de muchos, al intento explícito de los independentistas republicanos auténticos de capitanear en los próximos años en Catalunya arriesgadas políticas de Frente Popular.

Está claro que ERC y PDC, son partidos parecidos, con objetivos nacionales idénticos, con programas similares, pero con una tradición política distinta. Se necesitará tiempo para que la confluencia definitiva de ambos partidos finalice con éxito. No obstante, en el contexto postelectoral, ERC siempre será un interlocutor privilegiado ante Catalunya Sí que Es Pot y la CUP. El PDC estará en inferioridad de condiciones y contemplará, con un punto de aturdido asombro, que su reino no es de este mundo.

Me consuela pensar que el partido aún se ha de jugar. Me tranquiliza saber que la ciudadanía catalana tendrá la última palabra. Aliento la modesta expectativa de que entre Espanya y Catalunya la negociación y la voluntad de llegar a acuerdos se imponga, aunque por supuesto no será fácil. ¿Un hombre ingenuo? No. Un realista esperanzado.

Independencia de Cataluña_ Un designio político arriesgado



Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s